martes, 3 de agosto de 2010

La ruta de los abuelos

La ruta de los abuelos
Por: Oscar Alfonso Pabón Monroy (*)

Este es un homenaje a mi Patria chica en su 170 aniversario oficial de germinación como asentamiento humano, en la base del cordillerano sistema de Buenavista.

No hablaré de asuntos del caserío de Gramalote, pues supongo que con la enseñanza de la Cátedra Villavicencio, creada mediante Acuerdo 033 de 2002, ya son conocidos.

Me referiré al camino de Santafé de Bogotá a Villavicencio. Quizá su origen es precolombino. De su uso en tiempos de la Colonia se sabe por notas de los misioneros que vinieron a cumplir su labor, por los viajes ganaderos desde la hacienda jesuita de Apiay y por un reporte de Eugenio Alvarado, comisionado de límites del reino español.

Ad portas de las batallas de Independencia los generales Santander y Serviez bajaron por esta senda. Igual hicieron después ciudadanos del Oriente de Cundinamarca que colonizaron las tierras de la hoy ciudad de Villavicencio.

Muy crítico del abrupto trazado del camino fue el político Emiliano Restrepo, quien hacia 1860 como contratista de obras le hizo correcciones a la ruta.

Siempre quise recorrer parte de ese sendero y gracias a una invitación del villavicense diputado José Luis Silva V. el pasado 16 de marzo lo logré en tramos de Chirajara hacia arriba y de Quetame para abajo.

Me resultó emocionante caminar la angosta vía de tanta significación para la historia socioeconómica regional. Por allí llegaron mis abuelos paternos y los de muchos otros paisanos.

Tuvimos la suerte de hallar ruinas de centenarias casas de piedra y adobe, que hasta la apertura del carreteable, en 1936, fueron posadas de cientos de viajeros. Ese viejo camino de herradura obliga hoy nuestras miradas y atención como ícono histórico del Meta.

Nota: congratulaciones para Pedro Pablo Pérez Puerta por su elección como Representante a la Cámara por la tierra vichadense. Indudablemente su departamento de Vichada se merece tenerlo en el parlamento nacional.

(*) Comunicador Social comunitario

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada